dilluns, 2 de maig de 2011

Quiche de cebolla.

Partido por la tele, esto significa cena rapida, de picar, en fin de lo más sano. No apetece pizza, haremos quiche.

Normalmente siempre hago una Lorrein o una alemana de queso, pero esta vez rescaté un libro muy viejo de quiches y me animé por una alsaciana de cebolla. Por aquí dijeron que era la mejor de las tres ...




Ingredientes:
1 masa de pasta brisa, 600 gr. de cebollas, un poco de aceite de oliva, 100 gr. de bacon, 2 huevos, 50 gr. de queso edam rallado, 1 cucharada de harina, 1/4 l. de leche, pimienta blanca recién molida, sal.

Preparación:
Precalentaremos el horno a 250º.
Pelar las cebollas, cortarlas en rodajas finas. Calentar el aceite en una sartén, rehogar las cebollas hasta que se pongan transparentes, sacarlas y quitarles el exceso de aceite. Cortar el bacon en trocitos y rehogarlos en la sartén hasta que estén un poco dorados, escurrir el aceite.

Forrar un molde de quiche con la masa brisa pinchar el fondo de la base para evitar que suba, meter un ratito la masa en el horno, no hacerla del todo.

Sacar la masa del horno y repartir encima la cebolla y el bacon, espolvorear el queso rallado por encima. Batir los huevos, mezclar la harina con un poco de leche y añadirlo junto la leche restante a los huevos, sazonar con pimienta y sal, verterlo todo sobre el relleno.

Meteremos la quiche en el horno unos 30 o 35 minutos, primero un rato sólo por abajo y después por arriba y por abajo, si se dorara demasiado la superficie taparlo con un papel de horno hasta que esté completamente cuajada la quiche.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada